RENAULT TRUCKS REFUERZA SU COMPROMISO CON LA DESCARBONIZACIÓN

En el webinar organizado hoy por ANFAC sobre la descarbonización del vehículo industrial y el transporte, François Bottinelli ha intervenido en una mesa redonda junto a otras marcas y actores del sector de vehículo industrial, exponiendo la posición de Renault Trucks y enfatizando la necesidad de trabajar juntos por facilitar a los clientes la transición energética en el avance por la sostenibilidad medioambiental.

En el webinar organizado hoy por ANFAC sobre la descarbonización del vehículo industrial y el transporte, François Bottinelli ha intervenido en una mesa redonda junto a otras marcas y actores del sector de vehículo industrial, exponiendo la posición de Renault Trucks y enfatizando la necesidad de trabajar juntos por facilitar a los clientes la transición energética en el avance por la sostenibilidad medioambiental.

La transición energética y los combustibles alternativos están hoy en la agenda de todos, pero para Renault Trucks no es un tema nuevo. Hace más de 10 años, la marca se posicionó y fue pionera en el lanzamiento de la electromovilidad. A día de hoy, se recogen los frutos de muchos años de investigación y desarrollo y de escucha a nuestros clientes.

Con una gran experiencia a las espaldas, la visión clara ahora y la misión es acompañar a los clientes en la transición eléctrica, para que puedan no sólo responder a las estrictas exigencias normativas, sino también seguir manteniendo la operatividad y la rentabilidad de sus negocios con soluciones de transporte eficientes.

En el proceso de transición energética no hay una solución única: se trata de aunar las energías disponibles y el camino es seguir incorporando tecnologías para seguir mejorando su eficiencia y hacerlo más sostenible.

El mapa de transición energética mostrado para el corto, medio y largo plazo.  

De cara a un futuro, Renault Trucks apuesta por el vehículo eléctrico, considerando el gas como una energía de transición. Para la larga distancia, la continuidad del diésel -incorporando optimizaciones que permitan reducir su impacto medioambiental e incorporación de tecnología que mejore su eficiencia- y con energías alternativas más desarrolladas como es la pila de hidrógeno.

A nivel de distribución urbana e interurbana, Renault Trucks ya cuenta con soluciones probadas y disponibles en el mercado a día de hoy, tanto de vehículos 100% eléctricos como de tecnología de gas, para el transporte interregional y en las ciudades. Con esta base sólida, hoy ya podemos entregar vehículos directamente de fábrica, y tenemos en el mercado 110 vehículos eléctricos funcionado España y en Europa ya en marcha, contribuyendo a la reducción de la huella medioambiental.

Las energías alternativas incorporadas ya a nuestra gama, refuerzan nuestra posición como referente en vehículos carrozados para distribución en la ciudad.

La Gama ZE, pensada para una última milla, servicios medio ambientales y distribución urbana sostenible, con vehículos desde 3,1 toneladas hasta 26 y con autonomía de hasta 400 km.

El Renault Trucks D Wide GNC, con 4 modelos perfectamente ajustables a las labores de distribución y de recolección de residuos urbanos.

Trabajar en un ecosistema de partnership es también muy importante y poder contar con una industria comprometida con la transición: esta transición no puede hacerse sola.

Pero además y según apuntaba François Bottinelli: «a todo esto, hay que añadir que la gama de producto es importante, pero no es suficiente. Lo más importante es el asesoramiento al cliente en su transición hacia la sostenibilidadAcompañamos a los transportistas personalizando cada caso y analizando todas las variables que influyen en la eficacia del resultado y rentabilidad final«.

Pero nos queda un recorrido importante y debemos estar todos en el mismo barco y contar con ayudas institucionales e infraestructuras que nos ayuden, en palabras del Director General de Renault Trucks España: «necesitamos avanzar juntos en el camino hacia la sostenibilidad, aportando cada uno en nuestro ámbito, para que esta transición no repercuta o en la menor medida posible, en la rentabilidad de las empresas de transporte o en los consumidores finales».

Fuente: Renault Trucks